TIC, TAC, TEP: Aprender en el siglo XXI

Tecnologías Información, Aprendizaje y Participación

Un campo poco conocido y en constante evolución.

1 comentario

¿Qué hace un diseñador instruccional?

Un proyecto formativo que no esté basado en un adecuado diseño intruccional está sin duda alguna abocado al fracaso. Esto es así tanto cuando hablamos de formación online como tradicional, aunque sus efectos son mucho más evidentes en el primer caso. Sin embargo, el diseño intruccional es un campo poco conocido y en constante evolución. La convergencia de cambios culturales, nuevas tecnologías, los avances en la comprensión sobre cómo funciona nuestro cerebro y cómo aprenden las personas suponen una auténtica revolución en este campo del conocimiento.

Visión tradicional del diseño Instruccional.

Tradicionalmente, el diseño intruccional se refiere a un proceso sistemático de crear o seleccionar contenidos formativos. El objetivo es la mejora de habilidades, conocimientos y aptitudes de forma medible. Está enfocado a cursos promocionados por estamentos superiores en las organizaciones y con el objeto de cumplir con normativas obligatorias o solucionar determinadas necesidades formativas.

Sin embargo, actualmente, un diseñador intruccional debe trabajar desde una perspectiva más amplia. Debe analizar detalladamente el problema y decidir si la solución más adecuada se basa en una acción formativa o en otro tipo de experiencia o estrategia. Así el aprendizaje puede ser formal o informal, iniciado por el propio aprendiz (estrategias “pull”) o formal, recibido por este en un momento establecido (estrategias “push”). El diseñador intruccional debe facilitar experiencias de aprendizaje  que, basadas en psicología educativa y  en el conocimiento sobre cómo funciona el rendimiento humano, a veces consistirán en manejar determinados materiales y otras, en realizar determinadas experiencias.

 “Un modelo de diseño   instructivo no se debe reducir a justificar los medios técnicos incorporados,   sino que requiere un análisis exhaustivo del escenario y del método en   función de una serie de circunstancias. Por lo tanto el método es externo   a la tecnología, externo también a las posibilidades didácticas, y   consiste más bien en una reflexión sobre el modo (cómo) de conjuntar ambos   aspectos, partiendo de unos contenidos (qué), persiguiendo unos objetivos   (para qué), explicitando las razones (por qué), la secuencia y la   temporalización de la enseñanza (cuándo), teniendo en cuenta los recursos   (cuánto) y los agentes que intervienen en el proceso (quiénes)”MORENO,   F., BAILLY-BAILLIÈRE, M. (2002). Diseño   instructivo de la formación on-line. Barcelona: Ariel Educación.

Por tanto, la reflexión sobre la respuesta más adecuada a estas preguntas: ¿Qué objetivos perseguimos? ¿Qué contenidos vamos a utilizar? ¿Por qué esos objetivos y contenidos?¿De qué recursos físicos/tecnológicos/temporales disponemos ?¿Quiénes intervienen en el proceso y de qué forma?, nos permitirá elegir la mejor estrategia intruccional utilizando la tecnología o metodología didáctica que mejor se adapte a cada caso.

Aunque la visión tradicional del Diseñador Instruccional es todavía imperante en la mayoría de las empresas, el gran incremento de dispositivos móviles personales, la conectividad propiciada por las redes sociales y la presencia ubicua de Internet están poco a poco facilitando ese cambio de perspectiva en la función de formación y desarrollo.

Los hechos que sustentan este cambio son los siguientes:

  • La formación online no para de crecer. Una sólida infraestructura de acceso a Internet en gran parte del mundo permite que la formación online se abra camino. Los ahorros en costes y tiempo de este tipo de formación llevarán a los diseñadores instruccionales a producir formación basada en tecnologías.
  • La expansión de las tecnologías móviles harán necesarios diseños específicos (Mobile Learning) y desarrollos para el soporte de aplicaciones de rendimiento.
  • Las herramientas de aprendizaje de las redes sociales (Twitter, Facebook, foros, blogs y curación de contenido) permiten estar al día, facilitan la interacción social de la que carecen los métodos formales de aprendizaje online, y son, en resumen, pilar fundamental del aprendizaje informal. Es muy interesante conocerlas y aplicar su potencial en el entorno del aprendizaje corporativo.
  • Las universidades se han dado cuenta de que los programas a distancia atraen de forma efectiva a estudiantes que no pueden participar en los programas tradicionales. Incluso los cursos gratuitos o COMA (MOOCs) permiten ampliar el alcance de la universidad, le dan una gran visibilidad
  • Las tecnologías educativas están en un momento dorado. Desde la guardería hasta la Universidad, los alumnos aprenden con juegos educativos, realizan trabajos de  investigación en línea, usan dispositivos móviles para aprender y comunicarse. Toda esta educación basada en tecnologías precisa de un buen diseño instruccional de base.
  • Aprendizaje para toda la vida. Cuando la información cambia tan deprisa, los conocimientos y habilidades necesarios para ejercer muchos trabajos requieren de un aprendizaje continuo. Será necesario crear experiencias educativas para los “lifelong learners”.

El proceso del Diseño Instruccional

Aunque se pueden usar distintas aproximaciones para el desarrollo de experiencias de aprendizaje, el denominador común es el hecho de tratarse de un proceso sistemático e iterativo. Normalmente consta de:

  • Análisis de requerimientos y especificaciones
  • Diseño y prototipo de solución
  • Desarrollo y producción
  • Control de calidad, testeo, evaluación y ajustes

Hay distintos modelos. Uno de los más conocidos es ADDIE, (Análisis, Diseño, Desarrollo, Implementación, y Evaluación). También es muy conocido el Rapid Learning, aproximación al modelo que surgió con el desarrollo de herramientas como Articulate Presenter, iSpring Pro, Lectora Snap o Adobe Captivate. Estas herramientas permiten generar contenidos formativos de forma rápida y ágil (sin necesidad de ser experto en programación). También hay otro proceso de desarrollo iterativo llamado Agile, basado en una conocida metodología de software.

La elección de la solución más adecuada en cada caso dependerá de los destinatarios de la formación, sus necesidades formativas y su entorno.

Connie Malamed, editora del sitio “The eLearning coach” explica de una forma sencilla las ideas básicas sobre el Diseño Instruccional.

Un pensamiento en “Un campo poco conocido y en constante evolución.

  1. Pingback: TIC, TAC, TEP: Aprender en el siglo XXI | CIAPE: educación y tecnología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s