TIC, TAC, TEP: Aprender en el siglo XXI

Tecnologías Información, Aprendizaje y Participación

Big Data en Educación: El problema de la privacidad

1 comentario

Acabo de terminar un MOOC sobre Privacidad de Datos Educativos en Canvas Network (Data Privacy? Get Schooled) Ha sido interesante, a pesar de estar enfocado al modelo educativo estadounidense, porque pone sobre la mesa qué cuestiones hay que plantearse en según qué nivel cuando hablamos de “Privacidad de Datos”.

¿Para qué sirve recopilar todos estos datos?
La nueva forma de comprar, vender, comunicarnos, jugar, enseñar, aprender… a través de internet, y de todo tipo de dispositivos que nos permiten estar permanentemente conectados a la red, también permite la captura de una ingente cantidad de datos sobre nosotros y sobre nuestros gustos, nuestros hábitos etc… Hasta no hace tanto, no era posible sacar partido a toda esta información. Sin embargo, las aplicaciones Big Data permiten recoger, combinar y analizar estos datos, para extraer todo tipo de conclusiones y a la vez representarlas en formatos más comprensibles. Estas conclusiones pueden ser muy útiles para identificar hábitos de consumo, por ejemplo, tendencias, relaciones no evidentes a simple vista etc… Cuando hablamos del ámbito educativo, las conclusiones que las técnicas de Big Data nos permiten extraer de la información recogida pueden ayudar a mejorar el Sistema Educativo, y los resultados de los estudiantes. En la web de Data Quality Campaign se puede ver la siguiente infografía que nos aporta un ejemplo sobre la utilidad que los profesores pueden dar a este tipo de datos.

imagen1

Por tanto, pueden ayudar a tomar las decisiones adecuadas en distintos niveles: local, regional y estatal. Pero, para ello, es necesario que los datos sean fiables y, dada la sensibilidad de éstos, es necesario delimitar muy detalladamente quién puede acceder a qué información en cada momento y con qué objeto. Mientras que antes los datos se recogían únicamente para cumplir con la normativa, sólo estaban disponibles de forma agregada y fluían en una única dirección, usándose como forma de penalizar resultados, ahora su objetivo es bien distinto. Los datos de los estudiantes se usan para que todos los participantes en los distintos niveles de la Comunidad Educativa, tengan la información necesaria para tomar decisiones que den respuesta a las preguntas más críticas que se plantean, con el objeto de mejorar el rendimiento de los estudiantes.

imagen2

El sector educativo no es el único en el que se manejan datos “sensibles”. Un ejemplo muy claro de otro sector en el que se manejan datos “delicados” es el sector médico. También ocurre en otros sectores del mundo corporativo. Por ello, es importante aprender de lo que ya está funcionando bien en otros ámbitos a la hora de empezar a aplicar estas técnicas a los datos sobre Educación. Las buenas prácticas identificadas en estos otros sectores serán un buen referente para diseñar el marco de actuación en este sector.

Uno de los primeros pasos que hay que dar en este sentido, es entender (y enseñar a todas las personas que deben trabajar con esta información), la diferencia entre los términos:

Privacidad: Equilibrar la recogida y distribución de datos a través de la tecnología con el derecho del individuo a preservar su información personal en el ámbito privado.
Confidencialidad: La obligación de toda persona que tiene acceso a los datos personales de un individuo a no divulgarlos sin su consentimiento.
Seguridad: Son las políticas y estrategias que se implementan en los distintos niveles de la administración educativa cuyo objeto es proteger la integridad de los datos y que su acceso sea restringido y adecuado. Estas políticas permiten asegurar la privacidad de los datos y proteger la información personal identificativa.

¿Qué tipo de datos se manejan?
Para poder lograr este objetivo, cada una de las personas que intervienen en el proceso, debe recibir el tipo de información adecuada. Así, a nivel local, los profesores sí que deben manejar datos que permiten identificar al alumno (Personally Identifiable Information). A nivel regional, se maneja información sobre estudiantes individuales, pero ya no es preciso que contenga datos personales (De-Identified Data). Por último, a nivel estatal, los datos con los que se trabaja ya no son datos individuales, sino datos agregados que no permiten identificar a los alumnos individuales a los que se refieren.

Imagen3

¿Quiénes acceden a ellos?
¿Quiénes son estas personas que hemos mencionado? Es un grupo amplio. Desde los padres, que tienen derecho a acceder a información sobre sus hijos para ayudarles a mejorar su aprendizaje, hasta los profesores, directores de escuela, proveedores de servicios de la escuela, investigadores educativos e incluso el público general. Todos tienen derecho a acceder a la información que se extrae de los datos de los alumnos recogidos en las escuelas, pero cada uno tiene un nivel de acceso diferente, que permite garantizar la seguridad de la información, la privacidad de los alumnos, y a la vez sirva para los objetivos perseguidos a la hora de recogerlos, procesarlos y reconvertirlos en información útil para todos.

Imagen4

Imagen5

Who Uses Student Data infographic

Para que la aplicación del Big Data al sector educativo tenga algún sentido y sea algo efectivo, es fundamental que los datos de partida se usen de forma segura, apropiada y ÉTICA. Para ello, las políticas educativas deben reflejar claramente la responsabilidad legal y moral de proteger los datos.
Las conclusiones finales de este MOOC, nos ayudan a resumir esta situación de forma clara.

¿Para qué sirve analizar los datos educativos?

  • ermiten que los alumnos, educadores y familias tengan la información adecuada para tomar las decisiones que le ayuden a mejorar su rendimiento y formación.
  • Es necesario demostrar la utilidad de ésta estrategia de análisis de datos, tener en cuenta las preocupaciones de los padres y del público en general y generar confianza.
  • Las políticas estatales deben cambiar la visión del uso de los datos educativos como herramienta de contabilidad, para pasar a verlo como una herramienta que puede ser útil para estudiantes, educadores, familias y responsables educativos.

¿Por qué es importante proteger la privacidad de los estudiantes?

  • La preocupación por la privacidad de los datos educativos se engloba en un marco aún más amplio: el de la privacidad de los datos en general.
  • Es importante generar confianza sobre el uso responsable, ético, moral y legal de los datos. Las personas no usarán datos en los que no confíen.

¿Qué papel juega la tecnología en la seguridad de los datos?

  • Privacidad, confidencialidad y seguridad son los componentes fundamentales de la protección de datos.
  • Es importante educar a padres, profesores y responsables educativos para que comprendan y puedan jugar su papel en la salvaguardar los datos de los alumnos.

¿Qué buenas prácticas de otros sectores se pueden aplicar a la Educación?

  • Los proveedores de Servicios deben hacer algo más que tener una política de privacidad. Deben mejorar la transparencia y dejar claro a los estudiantes y sus familias, que están a su servicio.
  •  Es importante que haya un responsable oficial sobre seguridad que pueda actuar como ombudsman, que tome decisiones sobre la recopilación y protección de la información, y que pueda servir de referencia a otros profesionales de seguridad, padres y alumnos.

¿Qué papel juega cada uno en la protección de los datos de los alumnos?

  • Todo el mundo tiene su papel en la Protección de Datos de los Alumnos
  •  Además de legislación, la Autoridad Educativa debe  facilitar orientación y recursos que permitan llevar a cabo las “buenas prácticas”, como formación, ejemplos de políticas de privacidad, y ayudar a crear una “cultura de respeto a la privacidad”.
  • Los proveedores pueden implementar políticas de seguridad y privacidad que funcionan con éxito en otros sectores, redactar de forma clara sus políticas de privacidad, y ser transparentes con las escuelas y los padres sobre cómo y por qué usan los datos.

Un pensamiento en “Big Data en Educación: El problema de la privacidad

  1. Pingback: Big Data en Educación: El problema de la...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s