TIC, TAC, TEP: Aprender en el siglo XXI

Tecnologías Información, Aprendizaje y Participación


Deja un comentario

Mis impresiones sobre Expocampus 2014: Una mañana interesante

El pasado 31 de Octubre tuve oportunidad de asistir al congreso de innovación docente “Últimas tendencias y retos del eLearning y de la lectura digital” organizado por Expocampus 2014”

expocampus

Fue muy interesante poder escuchar a ponentes de tan alto nivel como Eduardo Punset (a quien esta edición de Expocampus rendía justo homenaje), César Antonio Molina, (Director de Casa del Lector y exministro de Cultura), Joaquín Aranda, (Vicerrector de Medios y Tecnología de la UNED), Luis Pastor (Presidente de la Asociación de Proveedores de eLearning -APeL-), Antonio Basanta (Director General de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez), y Germán Ruipérez. (Director de Cátedra de eLearning -UCJC- y director del Laboratorio de Ingeniería Didáctica de la UNED), que inauguraron la sesión. Me gustó especialmente el discurso de Antonio Basanta, tan bien escrito, tan bien leído, que era como un bálsamo para los oídos. Se mencionó, es cierto, la intención expresa  que el congreso fuera presencial. En estos momentos en que muchas veces recurrimos a la rapidez del aprendizaje virtual, se agradecía enormemente poder apreciar con los cinco sentidos la calidez que las tan bien elegidas palabras de algunos de los ponentes invitados a esta convocatoria supieron dar a la ¡antigua sala refrigeradora del Matadero de Madrid!

Casa_lector_AUDITORIO_copyright_FGSR_560x360px

Eduardo Punset y Enrique Dans, abordaron el tema “Retos y desafíos de las TIC en la educación y formación” desde una perspectiva profesional, personal y vital muy diferente, pero transmitiendo ambos un gran optimismo y energía ante el reto que supone adaptar la educación a los nuevos escenarios, y comprender cómo las TIC nos permiten acceder al conocimiento hacia el que queremos avanzar. Aunque la parte más importante de esa labor, conocernos a nosotros mismos y encontrar qué es aquello que nos hace “vibrar”, pueda llevarnos mucho, mucho tiempo. Pero encontrar esta respuesta es fundamental para que cada uno, como individuo, pueda definir sus propios itinerarios de aprendizaje, usando en esta carrera personal por el conocimiento, todos esos recursos que ahora tenemos a nuestra disposición y antes no existían.

Esperanza Román Mendoza y Germán Ruipérez trataron el tema de las” Últimas tendencias y perspectivas de futuro del eLearning”. Esperanza Román, desde su rica experiencia como docente innovadora en una Universidad pública en EEUU nos aportó esa vision tan real y  palpable que solo los docentes que están día a día al pie del cañón nos pueden ofrecer. Y del discurso de Germán Ruipérez, decir que  habló sobre innovaciones fascinantes, pero al mismo tiempo un punto inquietantes, como las “lentillas traductoras” o los robots “empleados de banca” y “cuidadores de ancianos”….

En la Mesa Redonda sobre “Nuevas experiencias en eLearning y lectura digital: mLearning, redes sociales y entornos audiovisuales”, fue un placer escuchar a Daniel Cassany sobre la nueva forma de leer, y sobre cómo intentar educar a los jóvenes sobre temas tan importantes como la necesidad de desarrollar un sentido crítico que nos permita diferencias la información válida de la que no lo es (y que no acabemos buscando “pulpos en los árboles”), y trabajar los tres temas clave de Identidad Digital, Cultura Digital y Normas Digitales. Por su parte, Mario Stofenmacher nos dio el contacto con el mundo corporativo, aportando datos muy reveladores sobre la formación eLearning en la empresa en España y los países de nuestro entorno.

El congreso fue interesante, y ameno. Había un fotógrafo sacando muchas fotos que dan buen testimonio del interés y buen ambiente general. Ya que han sido tan amables de ponerlas a nuestra disposición en su web, os dejo ésta en la que aparezco yo junto a una joven profesora de alemán.

expocampus_PalomaRTambién os dejo el enlace a la web de Expocampus, donde, además de las fotos, están disponibles todas las presentaciones de los ponentes.


2 comentarios

¿Qué es un MOOC-COMA?

El pasado 28 de Octubre grabamos una nueva Máster Class del Programa de Televisión Educativa de Bureau Veritas Formación. En esta ocasión tratamos el tema muy controvertido: los cursos MOOC. Hablamos de su origen, su historia, sus perspectivas de futuro y su sentido como potente herramienta de experimentación e innovación educativa. Tuvimos algunos problemas de “sincronización” de la presentación, por los cuales me disculpo de antemano, pero creo que da una visión bastante global e interesante del tema.

Por cierto, buscar imágenes en internet para ilustrar el tema “MOOC” no es tarea apta para espíritus “sensibles”. Y si no me creéis, probad 😉

Os dejo también, para descargar, la presentación. Espero que os guste.

Master_Class_Mooc_Coma

(pulsar sobre la imagen, para ver el vídeo)

MC_MOOC

Master Class sobre cursos MOOC del programa de Televisión Educativa de Bureau Veritas Formación

¿Qué hace un diseñador instruccional?

Un proyecto formativo que no esté basado en un adecuado diseño intruccional está sin duda alguna abocado al fracaso. Esto es así tanto cuando hablamos de formación online como tradicional, aunque sus efectos son mucho más evidentes en el primer caso. Sin embargo, el diseño intruccional es un campo poco conocido y en constante evolución. La convergencia de cambios culturales, nuevas tecnologías, los avances en la comprensión sobre cómo funciona nuestro cerebro y cómo aprenden las personas suponen una auténtica revolución en este campo del conocimiento.

Visión tradicional del diseño Instruccional.

Tradicionalmente, el diseño intruccional se refiere a un proceso sistemático de crear o seleccionar contenidos formativos. El objetivo es la mejora de habilidades, conocimientos y aptitudes de forma medible. Está enfocado a cursos promocionados por estamentos superiores en las organizaciones y con el objeto de cumplir con normativas obligatorias o solucionar determinadas necesidades formativas.

Sin embargo, actualmente, un diseñador intruccional debe trabajar desde una perspectiva más amplia. Debe analizar detalladamente el problema y decidir si la solución más adecuada se basa en una acción formativa o en otro tipo de experiencia o estrategia. Así el aprendizaje puede ser formal o informal, iniciado por el propio aprendiz (estrategias “pull”) o formal, recibido por este en un momento establecido (estrategias “push”). El diseñador intruccional debe facilitar experiencias de aprendizaje  que, basadas en psicología educativa y  en el conocimiento sobre cómo funciona el rendimiento humano, a veces consistirán en manejar determinados materiales y otras, en realizar determinadas experiencias.

 “Un modelo de diseño   instructivo no se debe reducir a justificar los medios técnicos incorporados,   sino que requiere un análisis exhaustivo del escenario y del método en   función de una serie de circunstancias. Por lo tanto el método es externo   a la tecnología, externo también a las posibilidades didácticas, y   consiste más bien en una reflexión sobre el modo (cómo) de conjuntar ambos   aspectos, partiendo de unos contenidos (qué), persiguiendo unos objetivos   (para qué), explicitando las razones (por qué), la secuencia y la   temporalización de la enseñanza (cuándo), teniendo en cuenta los recursos   (cuánto) y los agentes que intervienen en el proceso (quiénes)”MORENO,   F., BAILLY-BAILLIÈRE, M. (2002). Diseño   instructivo de la formación on-line. Barcelona: Ariel Educación.

Por tanto, la reflexión sobre la respuesta más adecuada a estas preguntas: ¿Qué objetivos perseguimos? ¿Qué contenidos vamos a utilizar? ¿Por qué esos objetivos y contenidos?¿De qué recursos físicos/tecnológicos/temporales disponemos ?¿Quiénes intervienen en el proceso y de qué forma?, nos permitirá elegir la mejor estrategia intruccional utilizando la tecnología o metodología didáctica que mejor se adapte a cada caso.

Aunque la visión tradicional del Diseñador Instruccional es todavía imperante en la mayoría de las empresas, el gran incremento de dispositivos móviles personales, la conectividad propiciada por las redes sociales y la presencia ubicua de Internet están poco a poco facilitando ese cambio de perspectiva en la función de formación y desarrollo.

Los hechos que sustentan este cambio son los siguientes:

  • La formación online no para de crecer. Una sólida infraestructura de acceso a Internet en gran parte del mundo permite que la formación online se abra camino. Los ahorros en costes y tiempo de este tipo de formación llevarán a los diseñadores instruccionales a producir formación basada en tecnologías.
  • La expansión de las tecnologías móviles harán necesarios diseños específicos (Mobile Learning) y desarrollos para el soporte de aplicaciones de rendimiento.
  • Las herramientas de aprendizaje de las redes sociales (Twitter, Facebook, foros, blogs y curación de contenido) permiten estar al día, facilitan la interacción social de la que carecen los métodos formales de aprendizaje online, y son, en resumen, pilar fundamental del aprendizaje informal. Es muy interesante conocerlas y aplicar su potencial en el entorno del aprendizaje corporativo.
  • Las universidades se han dado cuenta de que los programas a distancia atraen de forma efectiva a estudiantes que no pueden participar en los programas tradicionales. Incluso los cursos gratuitos o COMA (MOOCs) permiten ampliar el alcance de la universidad, le dan una gran visibilidad
  • Las tecnologías educativas están en un momento dorado. Desde la guardería hasta la Universidad, los alumnos aprenden con juegos educativos, realizan trabajos de  investigación en línea, usan dispositivos móviles para aprender y comunicarse. Toda esta educación basada en tecnologías precisa de un buen diseño instruccional de base.
  • Aprendizaje para toda la vida. Cuando la información cambia tan deprisa, los conocimientos y habilidades necesarios para ejercer muchos trabajos requieren de un aprendizaje continuo. Será necesario crear experiencias educativas para los “lifelong learners”.

El proceso del Diseño Instruccional

Aunque se pueden usar distintas aproximaciones para el desarrollo de experiencias de aprendizaje, el denominador común es el hecho de tratarse de un proceso sistemático e iterativo. Normalmente consta de:

  • Análisis de requerimientos y especificaciones
  • Diseño y prototipo de solución
  • Desarrollo y producción
  • Control de calidad, testeo, evaluación y ajustes

Hay distintos modelos. Uno de los más conocidos es ADDIE, (Análisis, Diseño, Desarrollo, Implementación, y Evaluación). También es muy conocido el Rapid Learning, aproximación al modelo que surgió con el desarrollo de herramientas como Articulate Presenter, iSpring Pro, Lectora Snap o Adobe Captivate. Estas herramientas permiten generar contenidos formativos de forma rápida y ágil (sin necesidad de ser experto en programación). También hay otro proceso de desarrollo iterativo llamado Agile, basado en una conocida metodología de software.

La elección de la solución más adecuada en cada caso dependerá de los destinatarios de la formación, sus necesidades formativas y su entorno.

Connie Malamed, editora del sitio “The eLearning coach” explica de una forma sencilla las ideas básicas sobre el Diseño Instruccional.


6 comentarios

El diseño instruccional: ese gran olvidado

Está claro que vivimos un momento revolucionario de aplicación de las tecnologías a la formación y educación. Hay una gran oferta formativa muy variada: en formato online (eLearning) , orientada a explotar las ventajas de los dispositivos móviles (mLearning), dosificada en pequeñas píldoras formativas u ofrecida de forma masiva y gratuita por las universidades tradicionales (MOOC o COMA). También empezamos a hablar del aprendizaje social, los PLEs etc… Pero ¿Por qué se habla tan poco del diseño instruccional? ¿Por qué es éste un perfil casi desconocido en nuestro mercado laboral cuando está tan solicitado en otros países mucho más avanzados en tecnologías educativas?. Creo que cuando empecemos a observar la demanda de este perfil profesional, significará que estamos en el buen camino. Porque por mucha tecnología que tengamos a nuestro alcance, por muy avanzadas que sean nuestras herramientas, aunque dispongamos de buenos contenidos, sin un diseño instruccional adecuado, es muy difícil que se consigan los objetivos formativos perseguidos: estamos abocados al fracaso.

Como ejemplo, un botón. Un vídeo simpático que nos muestra los efectos de un buen diseño “destruccional” (por cierto que “instruccional” tampoco está en el diccionario. Si acaso “instructivo”, pero tampoco me voy a meter ahora en camisas de once varas con el léxico).

En las próximas entradas, seguiremos hablando de lo que es el Diseño Instruccional para ver si lo podemos rescatar de ese limbo en el que se encuentra atrapado en nuestro país.


4 comentarios

PLEs y Tin Can API, un buen trabalenguas

 

¿Qué es un PLE y por qué se ha vuelto tan importante tenerlo?

Un PLE es, estrictamente un “Personal Learning Environment”, nuestro entorno personal de aprendizaje. Y es algo que ha existido siempre: nuestra familia, nuestra tribu, los libros, la escuela… han sido hasta hace muy poco las únicas fuentes fiables de conocimiento. Este sistema era válido, funcionaba muy bien en el marco de una economía industrial, con una transmisión vertical del conocimiento, cuyas fuentes eran pocas, claramente definidas y estables.

Pero estas circunstancias han cambiado mucho en los últimos años. Las tecnologías han posibilitado un cambio profundo permitiendo la creación y difusión de la información a velocidades vertiginosas y hemos pasado de una economía industrial, a una economía del conocimiento. Las situaciones a las que se habrán de enfrentar las nuevas generaciones, los problemas que habrán de resolver, hoy ni siquiera existen. El  repertorio conocido de soluciones no servirán para muchos estos problemas nuevos. Por ello “debemos enseñar a solucionar problemas, y no solo las soluciones de los problemas conocidos”.

Este nuevo contexto socioeconómico reclama un cambio de modelo que responda a las necesidades educativas y formativas de los ciudadanos, dada la conciencia generalizada, dentro y fuera de las instituciones educativas, de que existe un desajuste profundo entre lo que la sociedad “pide” a los sistemas e instituciones educativas y lo que éstas realmente “dan”. Se hace, por tanto, evidente la necesidad de un cambio de paradigma educativo, uno capaz de satisfacer las necesidades de la sociedad de la información y el conocimiento, basada en valores como  la justicia y la libertad. (“El Ecosistema Pedagógico de los PLEs ,Jordi Adell y Linda Castañeda)

Origen de los PLEs.

En un principio, el uso de las tecnologías aplicadas al aprendizaje y la educación fue meramente instrumental. Su objetivo era hacer más eficientes los modelos de enseñanza vigentes. Así, tanto el  entorno virtual de aprendizaje (acción docente), como el sistema de gestión del aprendizaje o LMS (gestión) fueron inicialmente una mera digitalización de las prácticas tradicionales.  La insatisfacción de investigadores y educadores con este proceder fue el origen del concepto del PLE, que se popularizó gracias al debate libre y abierto en foros y blogs de la Internet.

Hablamos pues, de distintos conceptos. De una información de gran obsolescencia distribuida entre distintas fuentes, de una incapacidad de los entornos virtuales de aprendizaje de las instituciones educativas de facilitar la construcción personal del conocimiento a través del aprendizaje informal y por medio de las herramientas colaborativas que nos facilita la Web 2.0, y del cambio del enfoque educativo. De estar el proceso educativo centrado en las instituciones y en el profesor como referente único del conocimiento, a una enseñanza personalizada, centrada en el aprendiz y con el profesor como facilitador o guía en el proceso de construcción de un sistema personal de aprendizaje personal, dinámico, y auto gestionado que nos va ser de utilidad durante toda la vida, porque el aprendizaje también ha pasado de estar limitado a una cierta etapa vital a ser un “aprendizaje para toda la vida” (LLL Long Life Learning).

Partes de un PLE

El objeto de la educación en el siglo XXI es formar personas capaces de aprender por sí mismas usando los medios y recursos a su alcance. Para ello es fundamental que cada uno construya su propio PLE entendiendo que es el entorno en el que aprendemos usando eficientemente las tecnologías. Estas tecnologías que van a facilitar nuestro aprendizaje se concretan en tres tipos de herramientas principales:

1) herramientas y estrategias de lectura: las fuentes de información a las

Que accedo que me ofrecen dicha información en forma de objeto o artefacto

(Mediatecas);

2) herramientas y estrategias de reflexión: los entornos o servicios en los que

Puedo transformar la información (sitios donde escribo, comento, analizo,

Recreo, publico), y

3) herramientas y estrategias de relación: entornos donde me relaciono con

Otras personas de/con las que aprendo”.

La  difuminación entre las barreras que separan el aprendizaje formal, el no formal y el informal (Colley et al., 2002; Smith, 2008) permitió al PLE encontrar su lugar. Pasó a ser la pieza que faltaba en el puzle por su capacidad de llegar allá donde no pueden hacerlo las instituciones educativas: el ámbito del conocimiento informal, y de la construcción social de la gestión del conocimiento personal.  Así, algunas instituciones educativas proponen un PLE institucional como base para el desarrollo del PLE personal, incluyendo determinadas herramientas muchas veces recogidas en una interfaz o ventana única.  (Peña, I. (2013). El PLE de investigación-docencia: el aprendizaje como enseñanza”)

Teoría pedagógica subyacente a los PLEs

Recientemente, Chatti, Schroeder y Jarke, 2012 y Chatti, 2013 plantearon la teoría LaaN, siglas en inglés de “el aprendizaje como una red” (Learning as a Network), como un intento de elaborar una fundamentación teórica sobre el aprendizaje y la enseñanza cuya puesta en acción sea la construcción y el enriquecimiento del propio PLE, algo como una teoría “resumen” de aquello que fundamenta el uso de PLEs. Para ello utiliza diversas teorías y conceptos (conectivismo, teoría de la complejidad y el concepto de aprendizaje de doble bucle) que se complementan para paliar sus respectivas carencias.

Aprender es la continua creación de una red personal de conocimiento (conocida por sus siglas en inglés PKN, Personal Knowledge Network). “La PKN conforma el hogar del conocimiento y la identidad del aprendiz individual” (Chatti, 2013, pág. 5). Otro concepto esencial de la teoría LaaN es el de “ecologías del conocimiento” (Chatti,Schroeder y Jarke, 2013). Una ecología del conocimiento es un conjunto de PKNs unidas por lazos débiles, que forman un sistema complejo con entidades auto-organizas y propiedades emergentes.

¿Qué es la  Tin Can API y qué tiene ver con los PLE?

PLE

Image describing Tin Can from the Rustici website.

Hemos hablado de las instituciones de educativas, pero también en el entorno laboral, hasta un 70% del aprendizaje tiene lugar de la mano del aprendizaje informal, esto es, de asistir a una conferencia, dialogar (personalmente o de forma virtual) con un compañero o experto en la materia, ver un video tutorial, practicar una destreza por medio de un juego etc. Hasta hace muy poco era imposible tener ningún tipo de información sobre todas estas actividades de aprendizaje. Pero con el nuevo estándar de eLearning, la Tin Can API, estas limitaciones han desaparecido.

Una API (application programming interface) es un puente entre distintas aplicaciones, una pasarela que les permite comunicarse entre ellas. La Tin Can API hace posible que distintos dispositivos se comuniquen entre sí a través de un repositorio centralizado, recogiendo de esta forma las actividades de aprendizaje que un determinado aprendiz realiza en practicamente cualquier plataforma. La información recogida es enviada a un LRS (Learning Record Store) que es un no es más que almacenamiento de datos basado en la nube que permite que otros dispositivos y otros LRS accedan a dicha información. De esta forma podremos aplicar el potencial de análisis de los “Big data” recogidos en los LRS a temas tan interesantes como la personalización de los itinerarios educativos y su evaluación, al cálculo del ROI para los departamentos de formación y desarrollo, o facilitar la toma de decisiones a todos los niveles dentro de la compañía.

La gran ventaja de este nuevo estándar es que permite expresar la información por medio de una sencilla gramática: Nombre, Verbo, Objeto. Por ejemplo:

Lionel attended “Sales   Essentials: Intro Training” with an attendance rate of 100%. Lionel passed “Sales Essentials Written   Test” with a score of 92%. Lionel completed “qualified lead sales   call” with a result of “success”. Lionel completed “qualified lead sales   call” with a result of “failure”.

Y, además, no es necesario que el dispositivo de aprendizaje esté conectado todo el tiempo, ya que puede almacenar la información en el propio dispositivo y enviársela al LRS en cuando haya conexión. Este hecho abre unas perspectivas muy interesantes al desarrollo del mLearning que nos explican muy bien Megan Bowe and Jeffrey Horne  en el siguiente post: (http://tincanapi.com/a-mobile-devices-story/)

Informal l activities reported

Informal learning activities are reported to the LRS.

LRS reports data to LMS

The LRS reports that data to the LMS… or multiple LMSs.

(Imagen del post Steve Boller http://www.bottomlineperformance.com/5-ways-tin-can-api-revolutionizes-elearning/)

En resumen:

 

Estas mismas tecnologías que nos permiten salir más allá de los entornos institucionales de trabajo/educación para construir de manera autogestionada y dinámica nuestro propio conocimiento, se ven complementadas con los nuevos estándares de eLearning que van a hacer posible el reconocimiento y evaluación de estas actividades de aprendizaje informal, y de su impacto en nuestro aprendizaje y rendimiento académico y laboral.

Pero lo principal es, como siempre, que los árboles no nos impidan ver el bosque. Que las tecnologías nos ayuden a hacer nuestra vida más fácil y no al revés. Porque:

“Ser digital o trabajar con un PLE no es añadir una capa digital, ni con ello añadir más trabajo

y más tareas a lo cotidiano, sino cambiar el paradigma de trabajo y de aprendizaje.”

Peña, I. (2013). El PLE de investigación-docencia: el aprendizaje como enseñanza

Referencias:

Peña, I. (2013). El PLE de investigación-docencia: el aprendizaje como enseñanza.

En L. Castañeda y J. Adell (Eds.), Entornos Personales de Aprendizaje: Claves para el

ecosistema educativo en red (pp. 93-110). Alcoy: Marfil

Steve Boller: http://www.bottomlineperformance.com/5-ways-tin-can-api-revolutionizes-elearning/

Rustici Software: http://tincanapi.com/overview/